VISIÓN HOLÍSTICA DE LA DEPENDENCIA EN SALUD MENTAL

Por: | Etiquetas:: , | Comentarios: 0 | febrero 12th, 2018

El Centro de Día de APEM en Carballo una nueva iniciativa para personas afectadas por una enfermedad mental en situación de dependencia.

La mitad de las personas con trastornos mentales en situación de dependencia que necesitan atención no la reciben, o sí la reciben no es adecuada a sus necesidades. No existe un único modelo de prestación servicios todos destacan por la escasez de sus recursos y por los problemas a la hora de coordinar toda la red de profesionales y servicios intervinientes. Esto provoca que el soporte principal de las personas con trastornos mentales graves continúe siendo la familia, su dedicación supone un alto coste horario y emocional. Por ello la existencia del servicio de atención diurna psicosocial especializado en salud mental para el colectivo de personas en situación de dependencia representa un paso más en la mejora de la calidad de la atención que se presta desde APEM tanto a las personas afectadas como a sus familiares. El impacto no es únicamente a nivel familiar, sino también a nivel de servicios sociosanitarios ya que en un número importante se reducen las visitas a los mismos y la carga de trabajo y económica de éstos.

Así nuestro colectivo tiene, pues, una doble consideración, por un lado el de personas con diversidad funcional, y desde hace unos años una parte de aquellas tienen reconocido un nivel de discapacidad, y pueden a su vez ser valoradas como personas en situación de dependencia, valoración que es la puerta de acceso al sistema de atención a la dependencia y a su cartera de servicios.

Llegados a este punto podemos afirmar que la problemática de las personas con Trastorno Mental grave y sus familias o cuidadores, es pues, amplia y compleja, sobre todo porque abarca un variado rango de necesidades, y que se complica al añadir la diversidad que se encuentra de unas personas a otras, y por supuesto considerando siempre el aspecto del cambio, es decir evolucionan en cada persona a lo largo de su proceso vital.

Es evidente pues que este entramado de necesidades exige de un trabajo especializado e integral. El Programa de Centro de Día de APEM en Carballo  toma como base para su puesta en práctica un modelo basado en la comunidad, en la idea de acercar los servicios a las personas y no las personas a los servicios, como mejor recurso para abordar las variadas y complejas necesidades detectadas en este colectivo y en sus familias. La atención se organiza en el propio entorno donde vive el individuo, potenciando su permanencia e integración en la comunidad del modo más normalizado posible, por ello la proximidad, tanto de los afectados como de los recursos comunitarios para poder realizar un trabajo coordinado, es una de nuestras máximas a la hora de intervenir .

Buscamos que el programa abarque una amplia gama de áreas que sean suficientes para trabajar en la mejora de la totalidad de sus necesidades, y garantizando la continuidad de sus cuidados. Esta filosofía determina que al trabajar en un territorio bien delimitado y mantener relaciones de coordinación y colaboración con las demás redes, nos obliga a ser una organización, y por tanto un servicio abierto, que no sólo trabaja dentro de las instalaciones físicas, que aunque son importantes se consideran sólo una parte de la solución, de ahí que la base sea el trabajo en red, el establecimiento de alianzas y la cooperación de todas las partes implicadas.

 

Carballo

Deja tu respuesta