ENTRE PIEDRAS Y FLORES

Por: | Etiquetas:: , | Comentarios: 0 | agosto 29th, 2019

Interior de la jaula por siglos oscurecida

De belleza sin igual espíritu que es como hembra

Dura en sus carnes con reflejos de puro ébano

Fuere su continuación, desesperados

Los magos del Bien  que en busca

A buenas horas se detuvieron

Camino de donde surgen las torres de frío titanio,

En sus almenas coexisten perdiciones silencios

Que sirven de grilletes a aves del Paraíso

Vencidas, luego secuestradas

Espacio y ambiente levemente ya mustia

La rosa azul de ese mismo espíritu

Antaño, tiempos dorados, por la libertad,

Marcados faltando su quintaesencia

Por los tiranos de un  Apocalipsis, violentamente

Secuestrado por fuerzas detonantes, grises en su encarnación

Y, tan obedientes a un Mal, familia satánica.

Con la tan diminuta claridad de unas vidrieras

Se escucha latir los corazones in crescendo

De encarcelados los mosqueros con sus pólvoras.

Y que de los firmamentos teñidos con entropía

Eternidad a las almas de un Purgatorio

Se consumen en formación de Tribunal,

Augusto juicio sobre un histórico deseo

Que más allá de gélido estandarte

Inflama y con su luz solar ahuyenta

Muy poco pero es ese electrizante destello

En mitad de un habitáculo, prisión.

Felipe Pazos López. Colaborador do CRPL Sara Vázquez (Culleredo)

Deja tu respuesta